Ya está disponible:

 

Contador de visitas

 

EL MUNDO DE LHORK

Eugenio Fraile La Ossa

Disposiciones tácticas

Así, la unidad básica de combate, tanto en la infantería como en la caballería, es el Tabor o Regimiento constituido por mil hombres (Dirium). El Tabor se divide en dos Praetor o Batallones de 500 hombres cada uno (Varium). Cada Praetor se subdivide a su vez en cinco Celeres o Compañías de 100 hombres (Larium). Las Celeres pueden separarse en dos Triari o Secciones de 50 hombres o unidades (Kurium) como es el caso de los Carros pesados Homarios y por último, cada Triari integra a cinco Optium o Pelotones de 10 hombres (Tirium).

1 Tabor = 2 Praetor = 10 Celeres = 20 Triari = 100 Optium

La formación de combate de cualquier unidad de infantería disciplinada y profesional es el Tradio, nombre otorgado en homenaje y reconocimiento a su creador, el Rex Imperator Trados. El Tradio es un cuadrado compacto, aplicable desde el Tabor hasta el Tirium, dentro del cual los infantes maniobran todos juntos protegiéndose el frente de combate, los flancos y la retaguardia, alzando una muralla de escudos impenetrables ante ellos y desde esa protección clavar sus lanzas al enemigo para luego pasar al cuerpo a cuerpo con la espada o hacha, donde su exhaustivo entrenamiento les hace ser muy superiores. Cada ciudad estado de Lhork aporta sus tabores de infantes al conjunto general de fuerzas en línea de batalla formando un cuerpo de ejército propio. La ciudad de Myr aporta un cuerpo de especialistas en el manejo del hacha denominados myrtham, las Hachas de Myr, encuadrados en triaris de apoyo a la infantería.

Una variante más abierta del Tradio tradicional es la que utiliza la Infantería Ligera Linkuriana de Dridma, ya que estos tabores específicos integran junto a sus infantes al Linkur escolta de cada uno de ellos, lo cual hace que estas unidades sean las más temibles y temidas en la lucha cuerpo a cuerpo, similares en maestría y habilidad a las líneas ferenias ,aunque, debido a la Antigua Ley dictada por el Rex Imperator Trados, nunca combatirán contra otros pueblos de Lhork, luchando únicamente contra las Hordas del Desastre del Príncipe Oscuro.

Los Tradios de infantes, debido a su gran movilidad y posicionamiento en el campo de batalla, son los que soportan el peso de la lucha en casi todas las grandes batallas, manteniendo la cohesión entre el resto de unidades de combate, tales como la caballería, los arqueros, los Carros Pesados y las unidades auxiliares.

La caballería, dependiendo si es ligera o pesada, forma y actúa en batalla de manera diferente a la infantería, lógicamente. La Caballería Pesada o Ekite cuyos jinetes pertenecen todos a la Alta Nobleza de cada ciudad estado, se protegen con fuertes armaduras y grandes escudos, utilizando la formación en cuña, situándose detrás de los Tradios de infantería para cargar irresistiblemente contra el enemigo si este logrará superar la formación de los infantes o para romper las líneas de las unidades más numerosas del enemigo, facilitando así el combate cuerpo a cuerpo de los tabores de infantería.

La Caballería Ligera o Velites, compuesta por caballeros de familias nobles de rango menor y ricos hacendados y terratenientes de la cual son fiel exponente La Legión Khor de Dridma y Los Caballeros Kregor de Arisbad forma en línea, situándose en las alas izquierda y derecha del ejército, para allí, gracias a la rapidez y movilidad de sus equipos más ligeros, acosar con veloces ataques la retaguardia y puntos más débiles del enemigo (arqueros y unidades auxiliares, principalmente) creando la confusión entre sus líneas.

Los Carros Pesados de ataque son originarios de la ciudad de Homara, cuyos conductores gozan de fama y respeto en todo Lhork por su gran habilidad en el arte del manejo de los cuatro barrits que tiran de tan formidable máquina de guerra y junto a la Ekite son prácticamente imparables en el campo de batalla. Se posicionan y cargan en una línea unida de 50 unidades carristas.

Los Arqueros Galis, junto a los tabores de infantería, son la primera línea de batalla, lanzando sus flechas para abrir brechas en las filas enemigas y frenar posibles cargas de caballería. Se posicionan en Celeres, en hileras escalonadas para hacer más efectivo y mortal sus disparos. Cuando la primera hilera ha disparado, se repliega dando paso a la segunda y esta a su vez a la tercera,así hasta la última de las hileras, pudiendo avanzar o retroceder, según las circunstancias de la batalla lo requieran, manteniendo de tal modo una cadencia de lanzamientos continuos.

Entre las Unidades Auxiliares, compuestas fundamentalmente por las Milicias de Voluntarios (Milites) de las ciudades y el campesinado, se hallan los encargados de las Catapultas, Balistas y Ballestas, así como los de las carretas de aprovisionamiento y los servicios de atención a los heridos.

<< Atrás

 

© Círculo de Lhork, 20012.